Crítica de la fuente (spanska)

Realizar una crítica de la fuente es difícil. A pesar de las dificultades, hay muchas cosas que una persona puede hacer para desarrollar su crítica de la fuente. Existen métodos que minimizan el riesgo de ser engañado. Uno de los consejos más importantes es tener cuidado al diseminar información, si no está seguro de que sea fiable.
Publicerades
Att vara källkritisk innebär att värdera den information man tar del av.

Ser crítico con la fuente significa evaluar la información que usted recibe. Por una parte, el concepto significa que algunas fuentes son más fiables que otras, por otra parte, significa ser consciente de que el remitente de la información tiene un propósito. Este texto también tiene un propósito, que es aumentar el conocimiento sobre la crítica de la fuente.

Las emociones fuertes dificultan una buena crítica de la fuente

Es bien conocido que las emociones fuertes nos dificultan el pensamiento crítico y racional. Este hecho es aprovechado por la gente que fabrica noticias falsas, pintando escenarios terroríficos y utilizando imágenes impactantes.

Para desvelar las noticias falsas debemos buscar las intenciones del remitente. Solo intentar evaluar la veracidad no es suficiente. Los que producen las noticias falsas no lo hacen con la intención de averiguar qué es lo que realmente ha pasado. Las noticias falsas tienen otras intenciones, por ejemplo, atraer usuarios a un anunciante, promover una determinada agenda política o disminuir la confianza de una población en la sociedad.

Diseminar información fiable

Una noticia falsa puede contener datos veraces. Por ejemplo, puede partir de un acontecimiento que realmente ocurrió, pero omitir ciertos datos decisivos o dar una explicación falsa del acontecimiento.

Una noticia auténtica puede contener inexactitudes, por ejemplo, estadísticas interpretadas de manera deficiente o citas incorrectas de una persona entrevistada. Pero la intención de la noticia sigue siendo explicar lo que realmente ha pasado, puesto que los posibles errores son involuntarios.

Generalmente, confiamos en nuestros amigos. Compartir información no verídica por las redes sociales no solamente propaga la falsedad, sino que también le da peso a la información porque es un amigo el que la comparte. 

Lista de verificación:

  • ¿Quién está detrás de la información? ¿Puede encontrar la fuente original?
  • ¿Quién se beneficia si usted difunde la información a más gente?
  • ¿Cuál es la antigüedad de la información?
  • ¿Dónde encontró la información? ¿Viene de una fuente fiable?
  • Tenga presente que sus amigos confían en usted. Tenga cuidado para evitar ayudar a engañarlos.
  • Verifique si puede encontrar la información en otras fuentes. Información de una sola fuente debe ser tratada con la máxima prudencia.
  • Busque información que no confirme su opinión actual. De esa manera evitará solo obtener información que refuerce su percepción actual.